12 de agosto de 2022

Pullaro: “Juntos por el Cambio hoy no es el mismo frente que gobernó a la Argentina”

Finalizando una extensa gira por el departamento General López que desarrolló entre el viernes y el sábado, el precandidato a senador nacional Maximiliano Pullaro abordó en una entrevista con Venado24 varios de los temas que pone sobre la mesa en su campaña, de cara a las PASO del próximo 12 de septiembre, donde busca imponerse dentro de la interna de Juntos por el Cambio.

La importancia del apoyo territorial hacia su lista, el kirchnerismo como adversario, el resurgimiento del radicalismo a nivel nacional y la necesidad de seguir apostando a frentes electorales más amplios en el futuro, fueron parte de esta charla con el actual diputado provincial y exministro de Seguridad durante la gestión de Miguel Lifschitz.

Fue una gira muy intensa, como ocurre en cada uno de los departamentos que vengo recorriendo. Quiero terminar de visitar todos antes del 12 de agosto para volver a realizar una gira completa antes de las PASO de septiembre. Es muy importante el contacto con los dirigentes locales, los productores y comerciantes para escuchar de primera mano lo que pasa en cada pueblo y ciudad de la provincia”, resaltó Pullaro.

En la región estuvo acompañado por el senador Lisandro Enrico, las diputadas Georgina Orciani y Silvia Ciancio y el presidente del Comité Departamental, Roberto Bergé. Además de los intendentes, presidentes comunales y candidatos del radicalismo que apoyan su candidatura.

-¿Cuáles son las demandas comunes que está encontrando en la provincia?

-Quienes producen y quienes quieren trabajar tienen mucha angustia por el cambio de reglas de juego permanente. No existe una política pública que permita planificar a 5 o 10 años, y eso hace poco previsible a la Argentina. Muchos quieren llevarse sus empresas a países de la región y tenemos que pelear contra eso. Para lograrlo hay que derrotar al kirchnerismo en todos lados en la República Argentina.

-¿Y en términos legislativos cuáles son las acciones para revertir esa situación?

-Desde ya que hay cuestiones impositivas, pero el problema es cuando hay un proyecto de país que no sabe hacia dónde quiere ir pero concentra la riqueza de los argentinos en el conurbano bonaerense, llevando los recursos que produce el interior de la República Argentina. Lo primero que tenemos que hacer es derrotar a ese modelo político, y mientras siga triunfando el kirchnerismo, esa matriz de acumulación económica y política va a continuar. Después hay que generar políticas que den previsibilidad.

-Las encuestas a veces no miden el interior de la provincia de Santa Fe, que es donde más fuerza tenemos nosotros. Es cierto que algunas encuestas muestran paridad, pero creo que se irán despejando en el correr de los días de la campaña a medida que vamos mostrando los perfiles que tenemos cada uno de los candidatos. Nosotros representamos al interior de la provincia, pertenecemos a un partido político e hicimos política toda nuestra vida. Tenemos trayectoria y cuando nos tocó gestionar espacios difíciles, lo hicimos con mucha pasión y resultados importantes, tal vez sin cumplir todos los objetivos porque eran los lugares más difíciles de un gobierno, pero con el coraje para llevar adelante las transformaciones. Ese perfil nos diferencia del resto de las listas.

-¿Hay un resurgimiento del radicalismo a nivel nacional, con renovación de figuras en provincia de Buenos Aires y en otros territorios? ¿Hay otra expectativa en la disputa de los espacios de poder dentro de los frentes?

-Juntos por el Cambio no es el mismo frente que gobernó la Argentina de 2015 a 2019. En ese momento Macri le ganó a (Ernesto) Sanz 25 a 3, y ahora hay actores nuevos como Martín Losteau que ingresó en 2019 de la mano de la UCR, Margarita Stolbizer, Facundo Manes, Martín Tetaz… es decir que ahora el radicalismo tiene actores distintos de peso político como Horacio Rodríguez Larreta, en un equilibrio de poder para disputar la conducción de Juntos por el Cambio.

-Más allá de eso, ¿no está el riesgo de quedar atados a la experiencia de gestión de Mauricio Macri, de la cual usted mismo ha sido crítico?

-Yo no he sido crítico, pero sí tenemos que ser autocríticos. Tenemos que saber los errores que cometió Juntos por el Cambio cuando le tocó gobernar. Creo que durante esa gestión se mejoró la institucionalidad de la república, pero se subestimó la economía. Yo no he sido crítico de un gobierno en el que participaba mi partido, aunque teníamos un proyecto político diferente en la provincia de Santa Fe.

-¿Hay posibilidad de retomar el diálogo con el socialismo y otros partidos que están en el Frente Amplio Progresista, sobre todo pensando en 2023?

-Por supuesto, porque nosotros tenemos que hablar con todos los partidos políticos de la oposición. Hay que construir un gran frente político opositor en la provincia de Santa Fe, si no somos capaces de eso vamos a tener muchas dificultades.

-¿Se pone en riesgo la gobernabilidad con la interna del peronismo, donde el gobernador está enfrentado con su vicegobernadora y parte de sus senadores?

– Es mucho riesgo desde lo institucional, no es habitual que un gobernador compita contra su vice y mucho menos que los dos sean precandidatos en una elección interna de medio término cuando la provincia de Santa Fe tiene serios temas de inseguridad y de salud, con tan solo el 20 por ciento de los mayores de 60 años vacunados con las dos dosis. En educación el año pasado 40 mil pibes no asistieron a la escuela, y en lo económico hay unos 3 mil comercios y pymes quebrados. El gobierno debería estar gestionando para resolver esos problemas, pero está embarcado en una interna partidaria.