29 de noviembre de 2022

La maquinaria agrícola tracciona la reactivación

La industria trabaja al tope de su capacidad. El caso de la fábrica de cosechadoras Vassalli, que tras una dura crisis gana participación . Repuestos y conectividad

El productor agropecuario se volcó a la compra de maquinaria agrícola como refugio de valor y las ventas de los “fierros” explotaron. Muchas empresas ya tienen vendida la producción de los próximos meses. Frente a este contexto favorable desde Firmat en la empresa Vassalli -que desde enero de 2020 es llevada adelante por una nueva gestión- se entusiasman con volver a ganar una gran tajada del mercado de cosechadoras.

La compañía de maquinaria agrícola como el resto de las del sector mantiene un alto nivel de actividad este año en función del crecimiento de la demanda, lo que requiere contar con la mayor cantidad de personal para sostener la producción. Por eso la empresa de cosechadoras decidió premiar a los trabajadores que completen su esquema de vacunación anti Covid, en un acuerdo con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), el gremio que nuclea a los empleados del sector, con la intención de “mejorar la seguridad sanitaria del conjunto del plantel”.

En el primer cuatrimestre de este año se dispararon las ventas de repuestos de cosechadoras Vassalli y en tres meses de 2021 vendieron la misma cantidad que en todo 2020. En la actualidad la empresa cuenta con una planta de 320 empleados directos y aquellos que hayan completado el esquema de vacunación de Covid con las dos dosis durante el mes de agosto, “recibirán una gratificación en su recibo”.

Héctor Sendoya, director comercial de Vassalli, resaltó diálogo con el programa radial La Banda cambiaria, que “hoy se está trabajando a pleno con toda la gente que está en condiciones de hacerlo, que afortunadamente es la mayoría”.

“Estamos al máximo ritmo posible acompañando un proceso de crecimiento y recuperación de la marca. Estamos muy conformes con lo ocurrido este año y siete meses de gestión. Teníamos un estimado mínimo de 24 a 25 máquinas que fue superado ampliamente y de ese momento hasta acá hemos hecho casi 100 operaciones. Es un muy buen volumen para esta etapa de recuperación de la marca, y ya hay más de 60 máquinas que salieron por la puerta”, detalló.

Sendoya explicó quela producción de septiembre, octubre y noviembre ya está vendida. “Estamos muy conformes con los resultados y la gestión. En general el productor encontró que la maquinaria es una importante reserva de valor y eso generó que en muchos rubros y en todas las fábricas crecieran los niveles de producción, y apareciera una crisis de faltantes de algún componente por la alta demanda”, precisó.

En Vassalli están muy contentos con el escenario actual pero para “la fábrica tiene que estar en equilibrio con un volumen mucho mayor al que tiene”, apuntó Sendoya. No obstante, son optimistas con lograr los resultados buscados “algo que se va a ir consiguiendo con el tiempo a medida que también al mercado acompañe y siga aceptando a Vassalli como una alternativa válida para esta demanda”.

“El mercado general en cosechadoras está a un nivel intermedio, se estima que este año se venderán unas 600 ó 700 cosechadoras entre todas las marcas. Es un volumen relativamente bajo comparado con lo que sería el nivel razonable de renovación del parque para que la eficiencia no baje. Para el productor Vassalli hoy es una alternativa económica competitiva con tecnología adecuada, no podríamos vender si nos paráramos únicamente en la historia”, relató Sendoya.

Muy atrás en el tiempo, cuando sólo había máquinas de fabricación nacional, Vassalli llegó a tener el 50% del mercado de cosechadoras. Si bien parecería que eso sería una situación “irrepetible en un contexto de economía abierta”. Sendoya puntualizó que el objetivo es alcanzar entre el 20% y 30% del mercado.

«En un año y siete meses ya hay más de sesenta máquinas que salieron de la fábrica”

“Eso en algún momento se va a lograr. El 2018 fue un año muy conflictivo y prácticamente no hubo ventas, y el 2019 estuvo casi en cero. En 2020 nos acercamos al 10% de participación y en 2021 esperamos repetir esa cifra, incluso incrementarla en 2021”, detalló.

La nueva administración de Vassalli hizo foco en el mercado de repuestos, pensando en la satisfacción posventa del cliente. “En este 2021 estamos duplicando el volumen de venta del año pasado, esto marca una tendencia favorable y a una oportunidad de negocio. Es sin duda la base de satisfacción del cliente y también es una fuente de rentabilidad. Hemos reforzado la plantilla de gente, sumamos un gerente de posventa que está haciendo muy buen trabajo”, explicó.

Sendoya también apuntó que la recuperación del mercado en general podría ser aún mayor si la oferta crediticia fomentara la compra de maquinaria nacional y premiara la compra de equipos con mayor cantidad de componentes locales.

“Todo se da en el contexto de una situación de disponibilidad de crédito no tan fluidas cómo nos gustaría, aunque es cierto que Banco Nación está activo en el último tiempo creemos que es necesaria una línea de crédito más abundante y diferencial respecto de aquellos productos con alto contenido nacional de lo que no lo son”, precisó el ejecutivo.

Y mencionó que la semana pasada recibieron en la planta la visita de autoridades nacionales y provinciales a los que justamente le plantearon la necesidad de que se pueda poner en práctica líneas de financiamiento con tasas y plazos más convenientes y también que se lleve adelante una verificación de la cantidad de componentes nacionales que tiene cada equipo.

Sendoya señaló que “una política de Estado que ayudará más aquellas empresas con alto contenido nacional nos permitiría desenvolvernos mejor, sería un estímulo para incrementar el contenido naciona y sería virtuoso tanto para las empresas puramente nacionales como podría ser el caso de Vassalli como para aquellas otras empresas que fabrican acá alguna porción y que podrían verse estimuladas incorporar un mayor nivel de fabricación nacional”.

En Vassalli miran el horizonte futuro y están con muchas expectativas sobre lo que vendrán. Tenían planeado presentar algunas novedades en las expo que se iban a realizar sobre la segunda mitad del año pero la cancelación de Expoagro y Agroactiva 2021 cambió los planes. No obstante en breve habrá novedades para los clientes.

“Había una cantidad de cosas que queríamos compartir con nuestros clientes, ahora eso pasó de largo y es una pena porque las muestras siempre son una oportunidad de estar cerca de los clientes y aquellos que no habían tenido contacto con la marca pudieran ver los productos”, indicó y se refirió a un desarrollo de una maquina “mucho más grande”.

Conexión digital

A modo de adelanto, dijo que comenzaron a agregar en las máquinas un producto que se llama de de Connect, que permite verificar en tiempo real y con tecnología celular todos los parámetros de funcionamiento de la cosechadora y los datos de producción a distancia.

Se trata de un sistema que desarrolló Vassalli y con un proveedor local con tecnología celular de 2 G en adelante, lo cual asegura tener conectividad incluso cuando el nivel de señal no es adecuado.

Vassalli es una empresa con más de 70 años de experiencia en la fabricación de cosechadoras, ubicada en Firmat, al sur de Santa Fe. Se trata de la empresa líder en la Argentina en fabricación de cosechadoras. Lleva más de 35.000 cosechadoras producidas y se desempeña en el exigente mercado de las cosechadoras de granos, compitiendo con los grandes players internacionales que radicaron en Brasil sus centros de producción a nivel regional.

Vassalli gestiona dos marcas (“Don Roque” y “Vassalli”), con las que cubre -con un portafolio de productos integrado por varios modelos- los diferentes renglones de categorización por capacidad de trilla del mercado de cosechadoras, destacándose por la versatilidad y la actualización de las prestaciones

fuente: lacapital.com.ar